publicidad

publicidad

Freud

Quien tenga ojos para ver y oídos para oír puede convencerse a sí mismo de que ningún mortal es capaz de guardar un secreto. Lo que sus labios callan, lo dicen sus dedos; cada uno de sus poros lo traiciona

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

publicidad

Entradas populares